Call Today, Toll Free 913 422 0909

¿Qué constituye un plan patrimonial bien diseñado?

What Makes Up a Well-Designed Estate Plan?

Table of Contents

Un plan patrimonial no es un documento singular, sino más bien una colección de múltiples documentos seleccionados para gestionar los bienes y deseos de un individuo de forma póstuma. Un plan patrimonial, cuando está bien diseñado, funciona en conjunto para garantizar una transición fluida de los activos y los derechos de toma de decisiones.

Componentes centrales de un plan patrimonial bien diseñado

Los documentos fundacionales

Cuando se hace referencia a un plan patrimonial bien diseñado, los documentos fundamentales incluyen:

  1. Testamento: la base de cualquier plan patrimonial, que detalla la distribución de activos al momento de su aprobación.
  2. Fideicomiso: Otro componente vital, que a menudo se utiliza para ofrecer un proceso de transferencia de activos más ágil.
  3. Poder General o Económico: Asignación de derechos para la toma de decisiones financieras cuando se esté incapacitado.
  4. Poder notarial de atención médica: Delegar la autoridad para la toma de decisiones médicas en los casos en que el individuo no pueda tomar decisiones por sí mismo.

Yendo más allá de lo básico

Si bien los documentos fundamentales forman el esqueleto de un plan patrimonial bien diseñado, son los documentos adicionales los que añaden profundidad y minuciosidad. Éstas incluyen:

  1. Testamento Vital: Ofrece orientación en las decisiones médicas cuando se enfrenta a enfermedades incurables o comas irreversibles.
  2. Directiva sobre demencia: una inclusión relativamente nueva, este documento describe los pasos a seguir en escenarios de demencia avanzada.
  3. Exenciones HIPPO: Esenciales para salvaguardar la información médica y los derechos de intercambio.
  4. Directiva de disposición final: describe sus deseos póstumos: entierro versus cremación, la forma deseada de celebración de la vida, manejo de las cenizas y las personas designadas para tomar decisiones para estos procesos.

Garantizar claridad y orientación para los seres queridos

Un plan patrimonial verdaderamente bien diseñado tiene en cuenta no sólo los deseos del individuo sino también la orientación y la comodidad de la familia que queda atrás. Una de las características distintivas de un plan meticulosamente elaborado son las disposiciones para la orientación póstuma.

Reunión con el abogado de planificación patrimonial

Después del fallecimiento de la persona, un plan patrimonial bien diseñado generalmente incluye disposiciones para que los herederos y familiares consulten con el abogado de planificación patrimonial. Esta reunión crítica permite al abogado dilucidar el diseño del plan patrimonial, el razonamiento detrás de decisiones específicas y la mecánica de la transición de activos. Esta medida preventiva (normalmente una hora de consulta prepaga) garantiza la transparencia, reduce los malentendidos y ofrece la claridad que tanto se necesita en tiempos difíciles.

Conclusión

Elaborar un plan patrimonial bien diseñado es un acto de previsión, amor y responsabilidad. Al considerar no sólo los componentes principales sino también el conjunto integral de documentos y disposiciones de orientación, las personas pueden asegurarse de que se cumplan sus deseos y de que sus seres queridos estén bien atendidos en su ausencia. Si tiene alguna pregunta, no dude en contactarnos. Estamos aquí para ayudarlo y guiarlo en cada paso del proceso.

Facebook